Concede la UNEAC Premio Internacional Tomás Gutiérrez Alea


En el contexto del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano (FINCL), la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) reconoció con el Premio Internacional Tomás Gutiérrez Alea al cineasta y escritor español Manuel Gutiérrez Aragón.

La UNEAC reconoció con el Premio Internacional Tomás Gutiérrez Alea al cineasta

y escritor español Manuel Gutiérrez Aragón. Fotos:  del autor


 

Gutiérrez Aragón es invitado al Festival como presidente del Jurado en la categoría de Guion inédito, donde comparte labores con el productor mexicano Jorge Sánchez Sosa y el escritor y realizador cubano Eduardo del Llano.

Con la entrega de este premio —que lleva el nombre del director de filmes célebres en la historia del cine cubano, como Memorias del subdesarrollo (1968)—, la Asociación de Cine, Radio y Televisión ha querido reconocer la trayectoria de un hombre que ha consagrado su carrera al cine y la literatura.

En las palabras de elogio, el guionista Senel Paz expresó: “El Premio Internacional Tomás Gutiérrez Alea de la UNEAC no se instituyó para tomarse fotos junto a personajes famosos que pasen ocasionalmente por La Habana como el cometa Halley por el cielo, sino como reconocimiento de los artistas y creadores cubanos a la amistad sincera y sostenida de grandes artistas del mundo”.

“Su obra cinematográfica –siguió diciendo el autor de El lobo, el bosque y el hombre nuevo– es amplia, conocida del público cubano desde sus primeros títulos y muy valorada internacionalmente, con muchos filmes inolvidables, no por sus numerosos premios, sino por su excelencia y gracia, su poesía, su embrujo, en ella cabe mencionar, para citar una pieza, la serie sobre El Quijote, de Televisión Española, que es lo más hermoso, inspirado y fiel que se haya filmado sobre el insigne caballero y su escudero”.

La carrera de Aragón incluye la realización de varios largometrajes: Habla, mudita (1973), Camada negra (1977), Maravillas (1980), Demonios en el jardín (1982), La mitad del cielo (1986) y El Caballero don Quijote (2002).

Senel Paz resaltó las razones por las cuales se concede este premio: “Manolo tiene una larga trayectoria de amistad y solidaridad con nuestra cultura que acredita por igual sus méritos para este premio. Sería extenso enumerar sus apoyos, sus acciones puntuales en el plano personal o como directivo de importantes instituciones españolas como la SGAE, las veces que nos ha echado la mano. Ha estado siempre a nuestro lado, y nos ha criticado con honestidad e incluso dureza cada vez que lo ha considerado necesario; como corresponde a los que te quieren de veras”.

 

“Nos ha acompañado —agregó— incontables veces en nuestros eventos de cine, al extremo de ser probablemente uno de los más asiduos participantes del Festival, en el que ha actuado como jurado, y nos ha visitado por puro placer, al extremo de que es difícil encontrar algún año sin que lo haya hecho. Como tantos españoles, tiene su veta familiar cubana, desde Santiago de Cuba, que ha cultivado tanto en su memoria como en su fantasía”.

Por último, añadió: “Es un honor para mí, en nombre de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la UNEAC, saludarte por este Premio que nos honra entregarte, y agradecerte tu larga amistad. Me atrevo a aventurar, que Tomás Gutiérrez Alea, que conoció tu obra y tu labor, estaría feliz este día, entusiasmado con nuestra decisión, y que te aplaudiría y felicitaría como pocos”.

Una obra del artista de la plástica Eduardo Abela, con un exquisito trabajo que combina arte y buen gusto en una caja de madera, le fue entregada a Gutiérrez Aragón como Premio Internacional Tomás Gutiérrez Alea.



Source link

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este portal web utiliza "cookies" propias y de terceros para su mejor experiencia de usuario y publicidad personalizada. Si continúa navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
CubaPrisma