Denis Sulta, psicodelia en La Habana


Denis Sulta está atrincherado detrás de una cabina de dj improvisada en una de las esquinas del parque habanero El Carmelo. Lleva pantalón negro sobre las rodillas, pulóver, y unos audífonos.

La pantalla gigante situada al lado del escenario alterna el nombre del dj escocés con luces psicodélicas. La escenografía quiere emular las atmósferas de exploración profunda que cubren los clubes y los festivales que se han labrado un nombre en el circuito mundial de la electrónica.

Dueño de su propio sello, Sulta Selects, este dj y productor es un nombre emergente de la escena escocesa y británica que ha acumulado méritos en la oscuridad de las discotecas y en varios festivales que sirven de rampa de lanzamiento para los exponentes de la electrónica.

El dj desempacó un show orgánico que unió su interés en extraer las máximas posibilidades de expansión del techno y el house con el sudor y las ganas de bailar de un público muy joven que ha perseguido en estos géneros todo lo que tienen de libertad.

Antes de su prueba de fuego, el escocés había impartido un taller para djs y productores en La Fábrica de Arte,  donde repasó los diferentes aspectos creativos de su carrera, su formación en la escena británica y la evolución de la música electrónica.

El Dj escocés Denis Sulta en La Habana. Foto: Adolfo Izquierdo
El Dj escocés Denis Sulta en La Habana. Foto: Adolfo Izquierdo

No hubo lugar para la experimentación ni la improvisación en su show. Tampoco era el interés de este embajador escocés del electro que levanta su particular mundo sonoro sobre la energía del techno y la aceleración rítmica.

Fueron dos horas en las que Sulta parecía perderse dentro de sí mismo mientras expandía su mirada sobre el público para tratar de descubrir hasta dónde llegaban las ráfagas sonoras diseñadas especialmente para las raves más lisérgicas, pero fácilmente adaptables a cualquier escenario en el que primen los géneros más bailables del electro.

La organicidad de su show, celebrado como parte la Semana de La Cultura Británica y organizado por el Laboratorio Nacional de Música Electroacústica, estuvo sostenida sobre su pericia para trasladar al público a ese territorio dominado por el techno y el house en su estado más primario, lo que consiguió con facilidad desde que arrancó su set suministrando altas dosis de adrenalina que encendió los cuerpos de los más entregados.

Dj Sulta protagonizó un concierto de dos horas en La Habana. Foto: Adolfo Izquierdo
Dj Sulta protagonizó un concierto de dos horas en La Habana. Foto: Adolfo Izquierdo

Los adeptos a esta disciplina sonora no tienen límites a la hora de dejarse llevar por la música que apunta desde las alturas.

Hubo un momento en que Sulta tocó el cielo del éxtasis musical. O varios. Porque no se sabe a ciencia cierta cuándo fue que el dj parecía haber abandonado el escenario para dejarse arrastrar por los ritmos que salían de los discos, de las mezclas, de ese techno puro y orgánico que ha sabido manipular con conocimiento de causa.

Debajo de la cabina, los seguidores del electro compartían tragos, bailaban, conversaban, ponían las manos en alto para seguir el viaje de Sulta y disfrutaban como podían de esos ritmos que se te meten en el cuerpo como un maldito demonio.

Denis Sulta, quien ha grabado con sellos de relieve como Numbers, Dixon Avenue Basement Jams compartió méritos en la Semana de La Cultura Británica con la cantante de jazz Marianne McGregor ,que exhibió su categoría en un concierto en la Fábrica de Arte Cubano.

McGregor es una cantante muy versátil graduada de la Academia de Música y Sonido de Glasgow y ganó recientemente los Premios de Jazz de Escocia. Durante su concierto en La Habana, se hizo escoltar por el percusionista Marcos Morales y su quinteto, y repasó un repertorio conformado por canciones propias y estándares del jazz con un sonido contemporáneo.

Tanto Sulta como McGregor dieron muestras de la pujanza de las nuevas generaciones de músicos escoceses que desde diferentes frentes sonoros están conquistando territorios en el panorama global de la música.

El dj ha tomado diferentes nombres para defender su obra como Atlus y Conrad Hart, con los que ha puesto en pie una variedad de estilos con base en el house y se ha situado a la vanguardia de la música electrónica en su país.

McGregor, por su lado, ha conquistado el título que la acredita como una revelación de la música procedente de Glasgow y es una de las exponentes de jazz de su país más solicitadas en los circuitos internacionales.



Source link

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este portal web utiliza "cookies" propias y de terceros para su mejor experiencia de usuario y publicidad personalizada. Si continúa navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
CubaPrisma