EEUU prepara nuevas sanciones contra Cuba por su apoyo a la dictadura de Nicolás Maduro


Estados Unidos prepara nuevas sanciones contra Cuba por su apoyo al régimen de Nicolás Maduro y está “revisando con más detalle” el papel que Rusia desempeña para que el dictador venezolano permanezca en el poder, confirmó a la agencia Reuters el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams.

La frustración de Donald Trump por el fracaso de su campaña de “máxima presión” para que Maduro abandone el poder ha llevado a sus asesores de política exterior a preparar nuevas medidas e instar a países europeos y latinoamericanos para que impongan sanciones más duras a Venezuela, sostuvo un segundo funcionario de alto rango del Gobierno bajo condición de anonimato.

Abrams dijo que Washington considera que Cuba y Rusia están brindando un salvavidas a Maduro, nueve meses después de que el Gobierno de Trump y decenas de otros países denunciaran la ilegitimidad del líder chavista como presidente por las fraudulentas elecciones de 2018. Por ese motivo, más de medio centenar de naciones reconocen a Juan Guaidó como el presidente legítimo.

“Siempre estamos buscando formas de presionar (a Cuba) porque no vemos ninguna mejora en su conducta ni respecto de Venezuela ni en los derechos humanos internamente”, aseguró Abrams en una entrevista en su oficina del Departamento de Estado.

Las sanciones contra Cuba que se están considerando, y se esperan para “las próximas semanas”, probablemente apunten al sector turístico y a cortar el suministro de petróleo que Venezuela entrega a La Habana sobre la base de una lista negra de tanqueros usados para transportar los suministros, sostuvo por su parte la fuente.

Mientras que las sanciones de Washington a Cuba derivan de las acusaciones de que proporciona capacitación, armas e inteligencia a las fuerzas de seguridad de Maduro, apuntar a Rusia obedece en gran medida a su apoyo financiero a Caracas.

El gigante petrolero Rosneft ha ayudado a Venezuela a comercializar su crudo desde que Washington impuso sanciones a la petrolera estatal PDVSA en enero.

Cuando se le preguntó si Washington está preparando sanciones contra Rosneft, Abrams indicó que el Gobierno está “observando más de cerca a Rosneft por su apoyo al régimen”, pero se negó a especificar entidades o personas.

A comienzos de agosto, Washington congeló los activos del régimen venezolano en Estados Unidos y amenazó con “sanciones secundarias” a cualquier empresa relacionada con Maduro, en una nueva escalada de presión que se estimó apuntaría a Rosneft.

Abrams aseveró que Washington ahora intenta “dar nombres” y que se esperan nuevas sanciones a individuos en los próximos tres meses.

Pero funcionarios estadounidenses reconocen la cautela respecto a apuntar a una compañía de tanto alcance como Rosneft por sus lazos con Venezuela.

“No podemos darnos el lujo de improvisar”, reconoció a Reuters el alto funcionario de la Casa Blanca, enfatizando que no se refería específicamente a Rosneft. “Si se trata de una empresa que sólo está haciendo negocios en Venezuela, se podría actuar. Pero cuando se trata de entidades que tienen múltiples componentes, tenemos que ser minuciosos”.

El Gobierno de Trump también reconoce el riesgo de sumar presiones a la relación entre Estados Unidos y Rusia, tensa por desacuerdos geopolíticos en temas como Siria, Ucrania y el control de armas.

Con información de Reuters



Source link

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este portal web utiliza "cookies" propias y de terceros para su mejor experiencia de usuario y publicidad personalizada. Si continúa navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
CubaPrisma