En medio de sanciones y tensiones, importantes empresarios agrícolas de Estados Unidos viajaron a La Habana ayer para reunirse e impulsar negocios con el Ministerio de Agricultura de Cuba



 

Un importante grupo de empresarios del sector agrícola en los Estados Unidos viajaron ayer miércoles a La Habana para establecer una ronda de conversaciones con directivos del Ministerio de Agricultura de Cuba que se extenderán hasta el próximo viernes, y en las que se firmarán proyectos conjuntos que podrían beneficiar la demacrada economía caribeña.

Este encuentro entre ambos países forma parte de la agenda de intercambios entre empresas agrícolas y productores que inició en noviembre de 2018, informaron medios estatales de la isla.

Frente a la parte estadounidense viajó Paul Johnson, presidente de la Coalición Agrícola de Estados Unidos-Cuba, entidad que patrocina este evento, quien aseguró que aunque las relaciones entre ambas naciones pase ahora mismo por un momento de tensión, aun queda «optimismo» en las partes involucradas pues que se han «dado pasos para lograr incrementar el comercio hacia ambos lados».

Por la parte estadounidense también viajaron a la isla Phil Peters, representante de Focus Cuba, entidad de consultoría empresarial para negocios en Cuba; y el presidente ejecutivo de la Asociación de la Soya en Illinois, Mark Albertson.

La directora de asuntos internacionales del Ministerio de la Agricultura (Minag), Moraima Céspedes, le dijo a la prensa estatal durante la apertura del encuentro que esta reunión permitirá aumentar la inversión extranjera en el sector agroalimentario de la isla.

Durante los tres días que permanecerán en Cuba estos empresarios estadounidenses visitarán varias cooperativas agrícolas, el Centro de Ingeniera Genética y Biotecnología de la capital cubana, y algunos espacios donde se están ejecutando importantes inversiones en este sector.

En noviembre del pasado año viajó a La Habana una delegación de empresarios agrícolas que fueron acompañados por politicos estadounidenses, quienes aseguraron que mediarían con el presidente Donald Trump para lograr el levantamiento del embargo comercial, mostrándose convencidos que esto significaría un beneficio para ambos países.

Según los datos recabados por la Asociación Nacional de Departamentos Estatales de Agricultura de Estados Unidos (NASDA), si se llega a levantar el embargo sobre Cuba el intercambio agrícola entre ambos países podría llegar a alcanzar los 1000 millones de dolares anuales en materia de comercio.



Source link

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este portal web utiliza "cookies" propias y de terceros para su mejor experiencia de usuario y publicidad personalizada. Si continúa navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
CubaPrisma