Maels Rodríguez: Dios me bendijo con representar a Cuba


“Entre tantos atletas grandes de Cuba, tener mi momentico me llenó bastante” asegura Maels Rodríguez (web screen shot)

Por Andy Lans García

Nostalgia, ganas de virar el tiempo atrás,
admiración, son sentimientos encontrados cuando se indaga por la trayectoria
deportiva de Maels Rodríguez. Una carrera aniquilada a los 26 años por las
deterioradas condiciones en que se encontraba su brazo derecho. Queda la
incógnita de cuantos ponches sumaría, de cuántos juegos ganaría o cuantas
millas más aumentaría a las más de 100 que ya tiraba.


En un campo llamado Cacique, de Placetas,
Villa Clara criaron al primer lanzador que registró 100 mph en las Series
Nacionales de Cuba de manera oficial. Maels Rodríguez debutó con los Gallos de
Sancti Spíritus en la campaña 1997-98.

En seis Series trabajó 938 capítulos; lanzó
156 juegos, ganó 65, perdió 45 y salvó 11. Le batearon para un anémico 177 y
ponchó a 1148 oponentes.

En la Serie XL, conquistó la triple corona de
picheo al promediar 1,77 carreras por cada nueve entradas, propinar 263 ponches
(récord para una temporada cubana) y obtener 15 victorias. Maels también lideró
los ponches en la campaña 1999-2000 (177) y en la 2001-02 (219).

El 22 de diciembre de 1999 propinó a Las Tunas
el primer juego perfecto en clásicos nacionales, con el apoyo de su afición en
el estadio José Antonio Huelga. Años después, el 21 de agosto de 2002 endosó un
cero hit cero carreras en el Latinoamericano.

Tras abandonar Cuba, Maels firmó con los
Diamondbacks en 2005, no obstante después de tres cirugías quedó invalidado
para pichear.


Fuiste
el primer cubano en el que se registraron 100 mph, sin embargo ¿Crees que
cuándo no existía velocímetro alguno de nuestros lanzadores las marcó? 

“No lo dudo. Cuba se ha caracterizado por
contar con lanzadores de velocidad desde Vinent y Huelga hasta Chapman. Quizás
con los velocímetros de ahora no todos las marquen pero con los nuevos estudios
y trabajo específico se puede incrementar el rendimiento.

Escuché comentar de Juan Pérez Pérez, de
“Noche oscura” Ferrer que eran lanzadores muy rápidos, sin embargo no se les
podía medir la velocidad.”

¿Qué
prácticas liquidaron tu brazo?

“La práctica no liquidó mi brazo, al
contrario, sino el sobreuso. Lancé demasiados innings en seis años. Me tocó
presión desde muy joven. Con 18 o 19 años llegué al equipo Cuba de mayores. La
falta de cuidado, por mi parte y de los entrenadores, atentó.”

¿Cómo
surge The 100mph club?

“El club surge a partir de una idea de los que
trabajamos en él. Las 100mph  no solo
implican la velocidad a que tiró Maels Rodríguez, comprende entrega al máximo.
Con el 100 no nos referimos a velocidad solamente, sino a trabajo y
responsabilidad para que los niños y jóvenes salgan adelante en el beisbol.
También ayudamos a peloteros contratados ya en MLB y algunos que están en
Universidades.”


Las
perlas del proyecto…

“Todos los niños representan perlas para mí,
pues cada uno tiene muchas ganas. Me dan el cariño y la oportunidad de
mejorarles su futuro. Ahora bien, entrenamos casos más avanzados como el
villaclareño Víctor Mederos, lo atiendo desde niño y está propuesto a ser
elegido en la primera ronda del draft.

Tenemos a uno de los mejores talentos que ha
salido de Cuba, Yoan López, una realidad en Grandes Ligas. Acumula dos años
consistentes en los Diamondbacks de Arizona, casualmente el mismo equipo que me
contrató. Yoan oscila entre las 98 y 100 millas. Lo estamos perfeccionando para
que estabilice por encima de 100 millas y se convierta en cerrador.”

¿Qué
deficiencias frecuentes observas en los lanzadores cubanos?

“A nivel general en el beisbol existen
variadas deficiencias, no solo en los lanzadores cubanos. En cuanto al picheo,
se enfocan en el tren superior pero descuidan las piernas, las caderas que
brindan potencia y explosividad a la aceleración. Piensan que todo lo hace el
brazo. La mayoría de los que vienen de Cuba traen esos problemas. La proyección
de fuerza no la dirigen bien y tienen fuga de velocidad.

Los entrenadores cubanos son estupendos, lo
que pasa es aquí se estudia más la biomecánica, lo que conlleva que, por
ejemplo, un lanzador que salió de Cuba tirando 93 millas al cabo de unos meses
o un año tire aquí 97 o 98. Porque se trabajan planos musculares que allá no
hay el tiempo ni los recursos para hacerlos. Se estudia, además, la mecánica de
lanzar mediante videos. A veces, los deseos no bastan si no hay condiciones.”


Maels
¿Qué evento internacional recuerdas con mayor satisfacción?

“Cada competencia que sales a representar a tu
país es importantísima para tu carrera, sin importar su magnitud. Siempre que
vestí los colores de nuestra bandera me sentí muy orgulloso. Me siento
bendecido por Dios por participar en mi selección.”

¿A
quién tuviste como referencia en la pelota?

“Cuando empecé en el picheo me identifiqué con
Rolando Arrojo. Para mí era el mejor de Cuba. Como amigo y persona le tengo
mucho respeto. Me inspiró a usar el dorsal 44 porque hasta veníamos de la misma
provincia. Estoy orgulloso de conocerlo.”

¿Qué le
auguras a Eriel Sánchez en la dirección de Santi Spíritus?

“Espero que logre excelentes resultados con el
equipo. Ojalá que los espirituanos puedan disfrutar de una gran Serie con él al
mando. Ya demostró capacidad de dirección. En este quipo le dirige ex
compañeros, lo cual es complicado. Si el respeto fluye, le irá bien. Eriel
siempre dio lo mejor de sí por su provincia.”


¿Has
venido a Cuba en estos últimos años?

“He visitado, sí. Pero no me gusta que me
miren mucho en la calle, ni me gusta especular. Voy a mi provincia y me llego a
algunos lugares donde tengo buenas relaciones. Casi siempre permanezco en el
campo y trato de no molestar, pues puede haber personas incómodas porque en un
momento determinado salí del país. Aunque sé que hay gente feliz encontrarme
allí.”

¿Te
sientes satisfecho con tu carrera deportiva?

“Creo que uno nace con un propósito en la
vida. Dios medio la oportunidad de disfrutar del beisbol, de que mi familia
saliera adelante por el beisbol y de que Cuba pudiera disfrutar de ese talento
que Él me dio.

Entre tantos atletas grandes de Cuba, tener mi
momentico me llenó bastante. Quedó la laguna de no poder jugar en Grandes
Ligas, me parece que con mi calidad podía lograr algo, no por el dinero, sino
por probarme en la mejor pelota del mundo. Espero que mis muchachos puedan
compensar mi insatisfacción en la MLB.

El público que me apoyó me hizo sentir cómodo. A los que siguieron mi carrera y se mantienen pendientes de mis pasos en Estados Unidos, y a SwingCompleto, les doy las gracias.”






Source link

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este portal web utiliza "cookies" propias y de terceros para su mejor experiencia de usuario y publicidad personalizada. Si continúa navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
CubaPrisma