Tecnología china para vigilar a las personas

Hace poco un amigo fue a China y se quedó sorprendido por la escala del sistema de vigilancia. Las cámaras de todo tipo están en todas partes. Cada vez más, se pueden encontrar cámaras con función de reconocimiento facial que casi siempre están instaladas un poco más alto que el cuerpo humano, y están equipadas con luces que brillan de noche en el rostro, como los policías en las películas americanas, cuando detienen un vehículo sospechoso en algún lugar en la carretera…

Cuando en la red se filtraron los datos de estas cámaras en uno de los distritos de Beijing (y se almacenaron en un servidor sin contraseña), resultó que hay información sobre cada uno de los transeúntes, en qué rutas van, dónde están a menudo, qué teléfonos están cerca. Se identificaron los nombres y números de los pasaportes, se marcó un número, si un ciudadano ya había llamado la atención llamó la atención de la policía y demás organos: si es “adicto”, si “estaba cumpliendo una sentencia”, etc. The New York Times escribió con indignación que las cámaras incluso saben cómo determinar la nacionalidad de los observados, y si, por ejemplo, varias personas de nacionalidad “sospechosa” se reúnen, la policía recibe una señal oportuna …

Captura de pantalla: techcrunch

Captura de pantalla: techcrunch

Los algoritmos de los mensajeros chinos se configuran para que el contenido se censure en la etapa de envío. Supongamos que está intentando enviar a un amigo un video con protestas en Hong Kong a través del mensajero chino WeChat, y su cuenta se bloquea instantáneamente, y para desbloquearla es necesario confirmar el “consentimiento” con la violación de las reglas, y luego contar hasta diez para el desbloqueo (mientras queda filmada tu cara y tu muestra de voz grabada). 

Además, en China, al parecer, hay un análogo del PRISM estadounidense: el sistema de análisis de mensajes en mensajería instantánea para palabras clave. Todos los días, 1 billón de conversaciones (y aproximadamente 3,7 billones de mensajes) en el mensajero WeChat se envían al “operador” para su estudio.

Captura de pantalla: BBC

Para recopilar, almacenar y analizar toda esta matriz de datos (y esto es terabytes y terabytes de información), necesita un software especial. En China, hay varios desarrolladores de dicho software, uno de los cuales, la empresa Semptian, desarrolló el sistema Aegis

Es muy probable que Semptian esté conectado con el gobierno de la República Popular China, y su software se utiliza para recopilar datos sobre 200 millones de personas en China, es decir, casi la cuarta parte de todos los usuarios de Internet en el país. El desarrollador Semptian se enorgullece de que el sistema le permite determinar la geolocalización de “casi todos los ciudadanos de China” y también recopila correspondencia electrónica, conversaciones telefónicas, historial de búsqueda en Internet y mucho más. “Aegis no tiene límites”, los empleados de Semptian hablan con orgullo de ello.

En este punto, Ud quizás podría pensar: “Bueno y que, ¡son comunistas que mientras duermen están pensando cómo meterse en tu cama con una linterna!” Pero no se apresure con esas conclusiones. 

Una investigación de la publicación The Intercept mostró que en 2015, Semptian se unió a la organización estadounidense OpenPower Foundation, que se dedica a “difundir conocimientos avanzados”, permitiendo “repensar los enfoques de la tecnología” y “promover la innovación”. La Fundación OpenPower fue fundada por Google e IBM, y los empleados de estas compañías aún ocupan posiciones de liderazgo en ella. Aparentemente, a través de la OpenPower Foundation, las compañías estadounidenses ayudan a Semptian en el desarrollo de Aegis sin comprometer su propia reputación.

Semptian mismo está muy orgulloso de trabajar con los principales gigantes de la tecnología estadounidense. Recientemente, se llevó a cabo una conferencia en Beijing, en la que los desarrolladores chinos informaron a los socios estadounidenses cómo estaban trabajando en un sistema para rastrear a la opinión pública … 

Este no es el único caso cuando se abren vínculos secretos entre los desarrolladores estadounidenses avanzados y las compañías chinas involucradas en el gobierno y el monitoreo de personas. Los estadounidenses comparten con los chinos desarrollos científicos, soluciones tecnológicas y equipos, todo esto se puede usar (y de hecho se usa) para monitorear a los ciudadanos de China. 

En febrero de 2018, uno de los institutos tecnológicos más prestigiosos de los Estados Unidos, el Instituto de Tecnología de Massachusettsanunció sobre el lanzamiento de una “asociación de investigación de formato completo” con la compañía china SenseTime, dedicada al desarrollo de inteligencia artificial. Esta compañía posee el 49% de otra compañía china, SensNets, que desarrolla sistemas de vigilancia para personas en China, incluso en Xinjiang. Por lo tanto, cuando la próxima vez los periodistas del New York Times quieran rebelarse contra el sistema de vigilancia Uighur, pueden escribir una apelación de inmediato al MIT. 

En general, este instituto tiene muchos socios interesantes. Por ejemplo, la compañía china iFlytek, que se ocupa de los sistemas de identificación de voz, también colabora con MIT. Que sorpresa! 

Hay otra empresa estadounidense – Microsoft. En América, ella esta a favor de la creación de “reglas y principios de operación comprensibles” de sistemas de reconocimiento facial basados ​​en la transparencia, la rendición de cuentas, la legalidad y la voluntariedad. Bellas palabras, ¿no es así? 

¡Pero resulta que el ya mencionado SenseNets, el que desarrolla sistemas para espiar a ciudadanos chinos, señala a Microsoft en su sitio web como socio! La propia Microsoft, sin embargo, lo niega todo y dice que la cooperación en la creación de tales sistemas contradeciría los principios de la compañía … Pero las dudas se mantienen. Y, como resultó, por una buena razón. 

¡Recientemente se supo que Microsoft aún colabora con los institutos de defensa chinos en el campo de la investigación sobre el desarrollo de sistemas que pueden usarse para espiar a los ciudadanos y censurar! 

Desafortunadamente, la realidad es que los principios son los principios, y el dinero, es el dinero, que como sabemos, no huele. Las compañías avanzadas pueden abogar verbalmente por la responsabilidad, la legalidad, la libertad, la diversidad de puntos de vista y la tolerancia por “cómo somos diferentes”, pero no dejemos que nos engañen a nosotros mismos. Tan pronto como aparezca billete, estas compañías olvidarán instantáneamente sus creencias y se alinearán para ayudar a los estados a desarrollar sistemas de control para las personas. 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Este portal web utiliza "cookies" propias y de terceros para su mejor experiencia de usuario y publicidad personalizada. Si continúa navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
CubaPrisma