Unificación monetaria terminará empobreciendo más al cubano (Imagen de archivo)

Dos establecimientos de la cadena Panamericana y Tiendas Caribe en La Habana, que operan con doble moneda desde el 2014, comenzarán a dar sus vueltos solo en pesos cubanos, como parte de un programa experimental, de acuerdo a Radio Martí que cita información del periódico oficialista Granma, el Centro Comercial Almendares y el Centro Comercial de 5ta y 42, ambos en el municipio Playa, han sido los elegidos en esta primera fase.


Elías Amor Bravo, economista y profesor cubano que imparte clases en la Universidad de Valencia, dijo que ante los temores del impacto social que traerá la unificación monetaria las autoridades en Cuba han tomado la opción más lenta y agónica.

«Yo creo que de todas las opciones posibles esta es la peor, y va a generar distorsiones y profundas asimetrías en la economía cubana. Las autoridades han elegido una lenta agonía, en vez de llevar adelante una decisión monetaria de producir un cambio en una fecha concreta, y a partir de ese momento trabajar con la moneda que resulte», explicó el académico.

Aunque el experimento está justificado dentro de las normas de ordenamiento monetario en el país, el mismo provocará una depreciación del CUC, indicó.

«El valor de esos fondos en CUC se deprecia, entonces esa gente van a tener que ir corriendo a cambiar esos CUC, ya sea por dólares lo van a tener difícil, o lo que sería peor todavía cambiarlo a peso cubano», puntualizó.


Al unificarse la moneda el Gobierno cubano tendrá que buscar una paridad entre el peso y el dólar, y puesto que la moneda nacional es muy débil es probable se deprecie aún más con respecto al dólar, y eso va a empobrecer enormemente a los cubanos», sostuvo Amor Bravo.

«Se va a restringir el acceso a los mercados, y sólo podrán acceder aquellos que tengan dólares u otras divisas, no beneficiará a la gente que solo percibe sus ingresos en moneda nacional, y que no tengan familiares en el extranjero que les manden divisas», concluyó el economista.